Señor ayúdame a no estar enojado


Tú sabes Señor que a veces es difícil para mí
entender a algunas personas y me enojo,
dame paciencia para esperar
y no actuar sin prudencia.

Señor, no quiero vivir enojado,
ayúdame a tomar todo lo que me molesta
y traerlo ante ti para que me liberes,
que se vaya ese enojo y venga tu amor.

No quiero que por estar enojado
pierda todas las bendiciones que tienes para mí,
si hay raíces de amargura en mí
revélame Señor, para sacarlas de mi interior
y llenar ese espacio con perdón y restauración.

Gracias Señor porque me perdonas
cuando he actuado con enojo,
que tu paz llene mi corazón,
que mis pensamientos sean liberados
de ira, venganza, odio o rencor.
Te lo pido mi buen Señor. Amén.

oraciones cortas cristianas por Mery Bracho