Señor, te pido que seas mi fuerza y mi refugio en este problema


Señor, Gracias por la vida que me das
creo que tú eres el poderoso Dios,
quien sostiene al mundo y tuyo es
todo lo que existe.


Hoy te pido que seas mi refugio y mi fuerza,
que en medio de la prueba tu muestres tu gran poder,
creo que nada es imposible cuando tú actúas.
Cuando siento temor te suplico
que me cubras con tu protección,
bajo tu amparo estoy seguro.
Hay momentos que no sé cómo salir de problemas
pero sé que tú darás claridad a mi mente,
haz que vea tu mano sobre mi vida,
que pueda seguir el camino que tú me muestras
sin mirar atrás, sin confusiones ni dudas.
En el nombre de Jesús oro y te doy gracias, Amén.