Oración de Gracias a Dios por sus bendiciones para mi familia


Esta oración es para que Dios de las bendiciones a nuestro hogar. La familia feliz es la que está bajo la protección y el cuidado de Dios. Demos gracias a Dios por este día y por la familia que nos da.
 

En este día pidamos en oración al Señor bendiciones sobre los hijos, la pareja, sobre la madre, el padre y aún sobre sobrinos, primos y abuelos. que podamos vivir en amor los unos con los otros. 



Oración de Gracias a Dios por la Familia, por todas las bendiciones que nos da.


Gracias Dios por las bendiciones que hemos recibido como familia, gracias por ser tan generoso con nosotros, por mostrarnos tu misericordia al perdonarnos y por guiarnos.

Gracias por limpiarnos de todo mal y por darnos nuevas oportunidades para vivir restaurados, completos y felices.  

Gracias Señor bendito por ese amor que das a cada miembro de esta familia, porque es por ese amor que podemos encontrar esperanza cuando estamos pasando momentos difíciles. 

Padre celestial, eres fiel, verdadero, Dios santo y protector del hogar, miras y nos guardas de todo mal, que los hijos vivan seguros, caminen tranquilos cuando salen, así también todos los que vivimos en esta casa.  Confiamos en tu divina protección.

En este día bendice nuestro trabajo, nuestras labores en casa o cualquier actividad que sea agradable a tus ojos, que lo hagamos como para ti, Señor, que sea nuestra función productiva y efectiva.  Gracias por darnos las fuerzas.




Dios, te agradecemos por el pan de cada día, es un gozo poder disfrutar de los alimentos, ayúdanos a ser compasivos siempre y compartir con otras personas en necesidad.  Te rogamos que nos ayudes a ser sensibles a las carencias de nuestros prójimos y a mostrar tu luz de una manera práctica.  

Gracias por este día y por estar presente en nuestros corazones, en nuestros pensamientos. Agradecemos tu bondad y reconocemos que eres el Dios soberano, digno de honra, honor y gloria.  

En esta casa siempre te serviremos, Dios, como hijos, como padres y nos comprometemos contigo, todos los que vivamos bajo este techo, para ser testigos de tu salvación y dulce amor.  Amén. 
Mery Bracho