Oración para decir en la Noche con Salmo

Oración para decirla antes de dormir, Oración para la noche, salmo para la noche, oraciones de la noche, Mery Bracho plegarias.

Antes de dormirte en la noche
haz una oración que te conecte con Dios,
dale gracias por haberte acompañado
en el día, gracias por su protección
y bendiciones.  Buenas noches,
que descanses tranquilo
con Dios a tu lado cuidándote.
Vamos a Orar.

Oración para decir en la Noche
Señor, mi Dios,
en esta noche al culminar mi día
quiero agradecerte
por tu dulce compañía,
por haber estado conmigo
y con toda mi familia
protegiéndonos y dando
tus bendiciones.


Señor, te necesito,
tú eres mi escudo, mi libertador,
mi Rey y mi buen Pastor,
el que me ayuda a soportar
las pruebas y el que me da alegría
para vivir con propósito y gozo.


Te alabo, Dios bendito,
exalto tu glorioso Nombre,
siempre quiero adorarte
y descubrir todas
aquellas bendiciones
que tienes para mí.


Ayúdame Señor, guíame,
este camino por donde voy
no es fácil, las cargas son muchas,
a veces son muy pesadas
y quiero entregarlas a ti
porque tú me haces descansar.


Confío en ti, Dios,
líbrame de peligros ocultos,
de enfermedades,
que de día y de noche
viva protegido por tus ángeles.
En el silencio de esta noche
pienso en las bendiciones
que me has dado,
en aquellos momentos
que me has ayudado,
con todo mi corazón te agradezco,
gracias por ser bueno
y por nunca dejar de amarnos.


Que mañana me despierte
renovada y con nuevas fuerzas,
quiero emprender
una nueva jornada
con paz, gozo y buena motivación.
Enséñame a vivir
como tú quieres,
que sepa hacer lo bueno
y viva en integridad.


Te amo, Señor,
y por siempre te amaré.
En tus manos me encomiendo
y confío en tu poder.
En el nombre de Jesús
hago esta oración. Amén.
Mery Bracho.





frases con oracion de la noche imagen con vela plegaria religiosa catolica cristiana

Salmo 25 para la Noche con Oración

Mi Señor y Dios,
a ti dirijo mis ruegos
porque en ti confío.
No me hagas pasar vergüenza;
no permitas que mis enemigos
se burlen de mí.
Tampoco dejes que pasen vergüenza
los que en ti confían;
¡la vergüenza deben pasarla
los que traicionan a otros!


Dios mío,
enséñame a vivir
como tú siempre has querido.
Tú eres mi Dios y salvador,
y en ti siempre confío.


Dios mío,
por tu amor y tu bondad
acuérdate de mí.
Recuerda que siempre me has mostrado
tu ternura y gran amor;
pero olvídate de los pecados
que cometí cuando era joven.


Dios mío, tú eres bueno
y siempre actúas con justicia.
Enseñas a los pecadores
a hacer lo bueno;
enseñas a los humildes
a hacer lo bueno y lo justo.
Con quienes cumplen tu pacto
y obedecen tus mandamientos
tú siempre actúas
con amor y fidelidad.
Salmo 25:1-10

________________________________________________
________________________________________________